jueves, 3 de abril de 2008

UNA LETRA QUE ME MATA: "MAYA"


Este blog es arbitrario, como corresponde. Y la Incredible String Band, la banda que ha marcado un antes y un después en mi vida, tendrá un lugar privilegiado. Esta es una traducción "casera" de una letra que me impactó mucho, la del tema de Robin Williamson "Maya". Espero que les guste y, de ser así, la versión original, en inglés, la pueden obtener en Internet.

MAYA
Robin Williamson

Grabado por The Incredible String Band en
“Wee Tam and the Big Huge” (Elektra Records, 1968)

El polvo de los ríos murmura y solloza
Una risa fuerte y aguda que llega hasta los huesos
Ah, pero cada rostro dentro de tu cara se manifiesta
Y va dispuesto a darse lo que le corresponde.

Doce sauces llorones llenaran los cauces llanos
Olas pequeñas y truenos serán mi almohada
Sobre las aguas cristalinas nadarán dos cisnes
Y todo lugar será mi hogar natal.

El portal del este es como fortaleza, disuélvanlo
El portal del oeste es como prisión, tírenlo abajo
Isla, yo recuerdo haber vivido aquí
Vagando debajo de cielos limpios.

Con el tiempo su cabello creció y barrió el suelo
Y siete mirlos lo sostenían a sus espaldas
Llevaba el sello sagrado de su mente
Mientras lentamente, con sus pies verdes, se movía
A través de las estaciones

El gran hombre, el gran hombre
Los historiadores son su memoria,
Los artistas, sus sentidos,
Los pensadores, su cerebro,
Los labradores, su crecimiento,
Los exploradores, sus miembros,
Los soldados, su muerte, a cada segundo,
Y los místicos, su renacimiento, a cada segundo
Los hombres de negocio son su sistema nervioso
Y los hombres sin vueltas, su estómago.

Los astrólogos son su balance,
Los amantes sus entrañas
Su piel está llena de remiendos
Pero pronto adquirirá un color brillante
Dios es su alma
El infinito su meta
El misterio su fuente
Y a la civilización está dejando atrás
Las opiniones son sus uñas.

Maya, Maya
Este mundo es tan sólo un juego
Sé tú el alegre jugador.

No hay explicación para el errante
Con ojos atados por el nudo del amor verdadero
Los árboles perciben su alma
No lo detengan demasiado tiempo.

Querido animalito, pequeño y de ojos oscuros
Que proteges tu piel con pezuñas puntiagudas
Este halcón de la verdad es veloz y vuela con un grito agudo,
Un pequeño y dulce bocado para los ojos de la noche.

Oh, diente de león, eres dueño de tí,
Reflejas el sol en gloria sexual,
Y en lenguas siempre cambiantes,
A la siempre cambiante historia.

El libro, hombre, pájaro, mujer, serpiente, mar, sol
Benditos, ah, benditos sean aquellos que son del aire
Vuestros ojos son los ojos de la tierra contenta,
Ustedes, doce, que penetrarán en las estaciones.

El gran barco, el barco del mundo
Navegando desde hace mucho
Marineros, marineros, demuestren sus habilidades.

Jesús y Hitler y Ricardo Corazón de León
Los tres reyes magos y Moisés y la reina Cleopatra
El zapatero remendón, la doncella
El arreglador, el artesano,
El enfermante, el nervioso
Y el alegre enterrador.
El pastor de sauces,
El arpista y el arquero
Todos sentados juntos en el mismo barco
Un viaje atribulado, en un mar calmo.

Maya, Maya
Este mundo es tan sólo un juego
Sé tú el alegre jugador.

1 comentario:

LêA dijo...

¡qué temazo!¡qué letra! me llegó al alma. gracias por el descubrimiento