martes, 8 de julio de 2008

ROSKILDE, CAPITULO FINAL

Sabado 5-7-08

A veces llegar temprano a la jornada de festival tiene sus ventajas. Era la hora de la siesta en Roskilde, cuando subio al escenario Astoria el grupo danes Efterklang, una banda notable por lo origian. Teclados, violin, percusion, instrumentos electricos y una voz femenina para armar una musica que tienen cosas de rock, de jazz y de folklore danes. Atencion con ellos. Ya los pasaremos en el programa para que se den una idea de la belleza de sus sonidos. Luego, como suele ocurrir en los festivales, se superponian Judas Priest y Solomon Burke. Me interesaba ver a Judas presentando su ultimo trabajo "Nostradamus", pero las ganas de ver a una de las ultimas leyendas vivientes de la era dorada del soul de Atlantic pudo mas, y creo que estuve acertado, porque Solomon Burke fue una de esas presencias que impactan desde el primer momento. Ya desde su voluminosa presencia fisica, que a esta altura hace que deba cantar sentado en un autentico trono. Y nada mas apropiado para un autentico soberano del soul y el rhythm and blues. Rodeado de una orquesta con varios bronces, dos teclados, dos chicas violinistas y otras dos que cantaban y hacian coros, Solomon desplego una verdadera celebracion de soul, con varias canciones y tambien medleys que homenajearon a todos sus colegas, vivos y ya partidos. Hizo, entre otros "Stand by me", de Ben E. King; "In the midnight hour" y "Mustang Sally", de Wilson Pickett, "Sitting on the dock of the bay", de Otis Redding, y no se privo tampoco de pasearse por varios clasicos del rock, desde "Bonnie Moronie", alias "Popotitos", de Larry Williams, a hits de Little Richard como "Lucille" y "Tutti Frutti" y un "Proud Mary" que mas un tributo a Ike Turner que a John Fogerty, en lo que a arreglos se refiere. Siguio el rock and roll con un medley de "Johnny B. Goode", "Gonna rock this joint" y "Shake, rattle and roll" y cuando llego el momento de las baladas, Solomon hizo un delicado "What a wonderful world", que mis colegas de generacion recordaran por Louis Armstrong y los mas jovenes por la version de los Ramones, pero quienquiera que la interprete, el tema es a prueba de balas... La unica mosca en el unguento, para traducir literalmente un proverbio anglo, fue que la organizacion le corto el sonido en medio del monumental "Everybody needs somebody to love" (los Rolling lo aprendieron de Solomon, asi como aprendieron "If you need me" del gran Burke). Es posible que Solomon se haya pasado del tiempo que le habian concedido, pero... no se trata asi a una leyenda. Uno de los pocos, si no el unico, resbalon de los organizadores.

My Bloody Valentine: tenia una gran expectativa. No dire que me decepcionaron pero, saben que pasa? Que aquel sonido que fue revolucionario en el 88-89, fue continuado y procesado luego por tantas bandas de noise guitarrero, de shoegazers, hasta de britpoperos medio reventados, que hoy dia MBV vuelve con solvencia e impecable musicalidad y, de alguna manera, parece que no hicieran nada nuevo, cuando en realidad ellos iniciaron toda la mano distortivo-melodioso-guitarrera del renacimiento que tuvo el rock britanico en los 90. Bueno, yo no tuve demasiada paciencia, y es que en el Orange Stage, en el escenario principal de Roskilde, a las nueve y media de la noche del sabado, estaba Neil Young y Neil, con sensibilidad a pleno, con clase y decibeles, empezo a inclinar la cancha. Ya aviso con una version impecable y renovada de "Cinnamon Girl", acaricio a las 50.000 personas con un set acustico que se vareo por "The needle and the damage done" "Oh lonesome me" y "Heart of gold", cuando volvio la banda pelaron una version excepcional de "Old man" y "Back to the country" y ya si, con todos los decibeles de nuevo al mango se vino "All along the watchtower" (Dylan via Hendrix) y una extensa y sublime "Words", una zapada guitarrera con toda la adrenalina a full y un insolito y delicioso final con un cover de los Beatles, nada menos que "A day in the life", de John Lennon. Quien hubiese imaginado semejante final?

Alguien me dijo que los Chemical Brothers hicieron un autentico recital conceptual, que llevo a la gente a varios extremos de la sensacion. Yo pase un rato por ahi, escuche un sonido compacto y poderoso, vi muchos juegos de luces y de laser y continue a la gran carpa Arena donde una de las revelaciones del festival de Roskilde 2008 arraso, a pesar de la ingrata hora que les concedieron: las 2 de la maniana no parece muy tarde para un recital de sabado a la noche, pero cuando han pasado tantos artistas a lo largo del dia, es un esfuerzo quedarse hasta esa hora. Sin embargo, Black Mountain lo justifico, y como!! Un rock a ratos psicodelico, a ratos melodico, a ratos medio grungero, pero siempre original y tocado con una soltura, capacidad y onda totales. Su disco "In the Future" les puede dar una idea de como suenan, pero en vivo son muy superiores a lo que alli se puede escuchar. Eran las tres y media de la maniana y me estaba yendo del predio cuando me atrajeron los sonidos de los ultimos temas de The Duke Spirit, banda inglesa para tener en cuenta. Podemos hablar de indie rock, algo de Smiths, algo de Pretenders, pero The Duke Spirit le agregan una urgencia punk y de todo ese hibrido sale un sonido para tener en cuenta.

Domingo 6-7-08

Me equivoque. Pense que el domingo estaba un poquito demas, considerando la avalancha de musica de los dias previos, pero a veces hay que callarse y escuchar. Supersilent, una banda noruega de free jazz medio en la onda del primitivo Soft Machine, me hicieron parar las orejas desde temprano en la carpa Astoria y luego, aunque algunos no lo crean, disfrute de Slayer y de sus andanadas oscuras como "Chemical warfare" y "War". Un hardcore hecho con aplomo y anios de experiencia que le una vuelta diferente a la tarde, preludiando en el Orange Stage la llegada de Bob Hund, que me sonaba a solista, pero que son una banda sueca medio progre, medio new wave disidente. Algunos dicen que es la respuesta sueca a Pere Ubu y aunque no sea del todo cierto, me gusto la comparacion porque es un sonido original y bastante delirante. Cat Power fue recoleta e intima como en los discos, solo que a esa altura el escenario Odeon quizas necesitaba algo mas de furia y de vitalidad y, aunque Bonnie "Prince" Billy tambien tiene un toque intimista, lo suyo es Americana con contrabajo, tablas, violin y guitarra, o sea, un rincon donde los Apalaches se juntan con el Himalaya para soltar un sonido folky muy volado. Poco antes, en la carpa Arena, una reina poco conocida (en nuestras costas) del soul y el rhythm and blues, me causo asombro. Me refiero a Sharon Jones, con su excelso grupo The Dap-Kings. Fue un festival de Rhythm and Blues sensual al extremo de lo erotico, muy bien tocado y muy bien cantado. Me alegre de saber que Claudio Kleiman, casi telepaticamente, habia programado un tema de ella.
Y como guinda sobre el postre, ya que me perdi a Hot Chip que los pienso ver en T In the Park, asisti al show de Jay-Z y a su mezcla de baile, arenga, incitacion al coro popular y demas. Un final con todo el mundo bailando fue un final que Roskilde se merecia. Maniana o pasado les cuento como siguio la cosa... Un abrazo. Alfredo

5 comentarios:

santic dijo...

genial cronica como siempre Alfredo!
la verdad es que no tener que esperar hasta el proximo numero de La Mano para tener algunos datos de tu excursion europea es un verdadero lujo

tengo que escuchar esa version de 'A day in the life' por el viejo Neil!

Lucas dijo...

Lo de Solomon Burke parece haber sido magistral. Que bueno poder presenciar todo eso! Una vez más, gracias Alfredo.
Saludos!

Nacho dijo...

¿Qué se siente ser el hombre más envidiado del mundillo del rock? (envidia con onda che)
Estuvimos ahí por un ratito... Gracias!

Sebastián Lino dijo...

Gracias por la cronica. No hay duda de que todo el tiempo nos estamos perdiendo algo de música.

Te dejo acá unvinculo para que, si queres, descargues mi primer disco, solista, grabado en forma casera. No espero respuesta, pero me gustaria que llegue a tus oidos lo que hago.

http://rapidshare.com/files/128522588/2008_-_Sebasti_n_Lino_-_Melodias.rar.html

Gracias!

Pau dijo...

Qué buena crónica!. Gracias por compartirlo con nosotros.

Ahora espero que puedas subir alguna foto del Roskilde.
Cuando puedas, cuando vuelvas a tener la Ñ en tu teclado.