domingo, 6 de julio de 2008

ROSKILDE, HORA CERO




Fotos: Arriba, Neil Young. En segunda fila, de izq. a der.: Nick Cave, Radiohead y Solomon Burke. Debajo: Kings of Leon y Beth Ditto, de The Gossip
Jueves 3-7-08 Añadir imagen
A las diez de la noche en punto aparecio Radiohead en el Orange Stage, el escenario principal de Roskilde. Con una escenografia que consistia en unos canios suspendidos sobre el escenario como sifueran los tubos de un vibrafono o una serie de estalactitas. Bueno, de hecho eran el soprote del excelente juego de luces que tuvo la banda y que se completaba con unos hexagonos de luces de colores a ambos costados del escenario que, vistos a la distancia, parecian gigantescas flores que iban cambiando del rosa al azul.
Abrieron tocando el album "In Rainbows" y ya desde el vamos se establecio la caracteristica principal del show: un sonido denso y prciso, en el umbral de la distorsion pero sin llegar a el. Thom Yorke, enchufadisimo; las guitarras, sutiles e intercambiando roles. Mucha percusion mezclada bien adelante y los teclados, como es propio de Radiohead, armando esas solidas capas que forman la estructura de fondo de los temas. Pero algo ha cambiado en la banda y para mejor. Estan mas maleables, con una paleta sonora mas amplia donde entran signos de jazz, partes ambientales, baladisticas y, claro, tambien Floydianas. Thom Yorke acentuaba su look "recien me levante" con el pelo revuelto y barba de dos semanas. O sea, lo que se dice el look de elegante desalinio, completado con camisa azul de tienda de barrio y jeans. El de Radiohead fue un show fascinante y extraniamente conceptual, mas alla de que el repertorio de In Rainbows pueda o no tener un tema en comun. Radiohead maneja los climas, pinta melodias, intuitivamente te va llevando paso a paso hacia su terreno y hay que admitirlo, hay algo de majestuoso en su sonido. No solo en los viejos hits sino en todo el material de In Rainbows, que viene -ademas- con renovada adrenalina.
El mismo jueves abrio la carpa Odeon, la mas pareja e interesante de este Roskilde 2008 el grupo Clutch, con claras referencias a Black Sabbath y al grunge en general y a Soundgarden en particular. Cantante barbado, camisa a cuadros, jeans. Me hizo acordar al Indio Solari de fines de los 70. Banda solida y bien plantada. Temas potentes aunque no derrochen originalidad.
MGMT, el duo de Brooklyn, en el mismo escenario, paso la prueba con clase. Un pop rock con referencias Beatles y ELO, buenas voces, buenas melodias, electronica bien trabajada. Escuchen su disco Oracular Spectacular que acaba de salir en Argentina. Vale la pena. Otra vez en el Odeon paso The Gossip con la inefable Beth Ditto. El grupo no es solo una excusa para que Beth reivindique a la figura femenina distinta y al orgullo gay, sino que la musica se sostiene con un coctel de pop, funk y rock que sabe adonde va.

viernes 4-7-08
Que dia, mamita!! Los Kings of Lion arrasaron el escenario Orange con un rock surenio expansivo, que ahora toma en cuenta al publico, no para adularlo, sino para incorporarlo a la fiesta musical emotiva. Tremendo Nick Cave, exorcizando vaya a saber uno que fantasmas emocionales con su grupo paralelo Grinderman, que despues de todo es un desprendimiento de los Bad Seeds, asi que todo queda en casa. Nick, como en las mejores epocas de Birthday Party, gesticulo, se acerco al borde del escenario, se doblo en dos, mordio las letras, hizo callar la musica al nivel de un suspiro como le hacia hacer Jim Morrison a los Doors para crear una sensacion de complicidad con la audiencia. Solo que en este caso es la queja de alguien que cayo muy a su pesar en el desamor y muestra sus heridas en publico. Tremendo. Otro CD para recomendarles.
Band of Horses recoge la tradicion Eagles de muy buen country-folk-rock de la West Coast, con tres guitarras electricas al frente y encima una pedal-steel. Hay temas, hay onda. Entretanto, en el escenario Odeon (cuando no...) Kate Nash, la inglesita que el anio pasado golpeo duro con el hit "Foundations", demostro que no es solo otra cara linda. Toca piano y guitarra, canta, tiene un callado carisma y se la banca en escena comandando una banda que esta OK pero no deslumbra.
Pero Kate se destaca y la gente lo reconoce.
Dato especial: se viene una nueva tanda de rock experimental que tiene como referencia a los Sonic Youth, Tortoise, Gastr del Sol y toda la mano noise NY y post-rock de Chicago. Nuevos valores: Battles (que algunos conoceran porque pasaron fugazmente por Bs As) y otra muy interesante banda yanqui que se llama Sunburned hand of the Man. Hay que entrarles porque no hacen concesiones. Pero una vez adentro, uno no quiere salir... Saliendo del monopolio anglosajon, disfrute moderadamente de La Kinky Beat en el escenario Cosmopol, un conglomerado con sede en Barcelona, que lidera una cantante de fuerte personalidad y donde hay un bajista argentino de origen marplatense. Tambien notable y volviendo al escenario Odeon, de Vieux Farka Toure, el hijo de Ali Farka Toure, que parece haber heredado de aquel la vivacidad y el "know how"para poder acuniar un blues africano que se las trae... Bien Gnarls-Barkley, poniendo una cuota de soul, R&B y hip-hop, y hablando de rap, pero de la variante inglesa, me gustaron The Streets y es la primera vez que los veo tranquilo y sin salir corriendo a otro escenario. Que mas? Me perdi a Goldfrapp y a Mogwai. Todo no se puede...
Bueno, la seguimos desde Londres, adonde parto maniana lunes 7 de julio y una vez alli les cuento como vinieron el sabado 5 y el domingo 6 de Roskilde, que tuvieron mucha musica y de la buena... Chau. Alfredo.

3 comentarios:

Kike Z dijo...

Que envidia Rosso.

Facu RA dijo...

Mucho sufrimiento pero no me queda mas que imaginar que estar alla valio la demora y el periplo de los aeroparques;
en fin por suerte se puede contar con internet que en estos dias facilita que nos cuentes todo lo que pasa con poca diferencia de tiempo.
Rosso disfruta por todos los que nos quedamos aca

:: marshall :: dijo...

Pa frenchi!
Vamos!
Aca estamos todos escuchando... bueh, leyendo.

Abrazo!